Inicio
Galería fotográfica Pozo el Pinar
Pozo el Pinar

El nombre del pozo le viene de la partida con el mismo nombre donde está ubicado. En esta zona abundaban los pinos y como muestra se puede ver el Pino de Foncillas a un lado de la carretera en la subida al pueblo y en el desvío que lleva al Pozo el Pinar.

Este pozo sirvió como abastecimiento de agua sustituyendo al Pozo Bajo hasta la posterior canalización de las aguas en la década de los 70. El agua era de muy buena calidad y solamente se utilizaba para el consumo humano. No así la del Pozo Bajo que era demasiado blanda.

En su construcción se utilizó un sistema de espejos que reflejaba la luz solar y alumbraba el interior del pozo.

El tramo de escaleras que se adentra en el pozo se recubrió con una caseta en el año 1933, como así reza en el frontal de la misma, por motivos de seguridad.

En épocas de sequía, como la del año 1948, la extracción del agua tuvo que ser controlada. Un personaje muy ilustre del pueblo, Severo Almunia, ciego de nacimiento, se encargaba de "cobrar" un canon de 10 centimos de peseta por cada carga de agua (1 carga = 4 cántaros).

El sistema de extracción del agua consistía en una especie de noria con cazos (sistema de cangilones) que se adentraba en el interior del pozo. Se articulaba mediante una manivela en forma de "L" desde el exterior de la caseta pequeña, brotando el agua por dos caños, uno a cada lado de la manivela. En las décadas de los 80-90 (más o menos) el ayuntamiento de Peralta de Alcofea modificó el sistema por uno más moderno y funcional, pero no tan espectacular. Actualmente el sistema de extracción de agua está inutilizado.

El Pozo el Pinar ha sido siempre, incluso en la actualidad, un lugar de encuentro. Era habitual que los jóvenes del pueblo acudieran al pozo de paseo, a merendar, entablar relaciones y hacer sociedad.

El 22 de abril de 2000 se realizó un proceso de limpieza y depuración de sus aguas por algunos voluntarios del pueblo.