Inicio
Introducción

Para narrar la historia de Lagunarrota se ha dividido en varios capítulos según los diferentes períodos en los que se divide la Historia de España. A su vez, se han intercalado algunos hechos que acontecieron en su entorno que, por su relevancia, nos ayudan a situarnos en el contexto histórico que se vivía en ese momento. No se ha pretendido contar la historia de Aragón o España sino la de Lagunarrota.

La Prehistoria es el gran período que abarca el tiempo comprendido entre la aparición del hombre sobre la Tierra y la época en que los seres humanos dejan testimonio escrito de su vida. Según la materia que el hombre primitivo empleó en la fabricación de sus armas y utensilios se dividide en dos edades de duración desconocida: Edad de Piedra y Edad de los Metales.

La Edad de Piedra comprende principalmente dos períodos: el Paleolítico o de la piedra tallada y el Neolítico o de la piedra pulimentada.

La Edad de los Metales se divide también en dos períodos: el de Bronce y el de Hierro.

La Historia propiamente dicha comienza con la invención de la escritura. En España se divide en cuatro edades: Antigua, Media, Moderna y Contemporánea.

La Edad Antigua abarca desde que se tienen las primeras noticias escritas hasta comienzos del siglo V (año 409 después de J.C.).

La Edad Media se extiende desde la fecha anterior con la invasión de los bárbaros del Norte hasta finales del siglo XV (año 1492).

La Edad Moderna empieza en 1492 con los reyes católicos y termina en 1808.

La Edad Contemporánea es la que desde 1808 con la invasión de Napoleón en España llega hasta nuestros días.