Inicio
Fiestas

Las fiestas mayores se celebran en torno al 1 de septiembre en honor al patrón San Gil Abad.

Éstas se celebran con diferentes actos religiosos y de carácter profano.

Anteriormente, éstos se reducían a bailes, amenizados por las correspondientes orquestas, y a una peculiar "corrida de pollos".

En los años de la República se disfrutaba de dos salones sociales: Campo (casa "el tejedor") y Monter (casa "el pastor"). Posteriormente, se añadió la "ronda a las mozas" para el segundo día de la fiesta y la "misa de mozos" para el tercer día. Los organizadores del festejo eran dos mayorales elegidos de entre los solteros del pueblo. Unos días antes de que comenzaran los festejos era costumbre que los mozos fueran a "pedir la fiesta" al alcalde, quien tenía la obligación de invitarlos a vino y torta.

Actualmente, las fiestas comienzan con el "chupinazo" en la plaza de San Gil y posterior desfile de carrozas y "guerra de agua". Las actividades que se organizan son muy diversas: cine al aire libre, juegos infantiles, bailes amenizados por alguna orquesta, torneos diversos (guiñote, tiro al plato, petanca, futbolín, etc.), comidas populares, catas de vino, festival de jotas y fuegos pirotécnicos. El día del patrón, se celebra con una misa baturra con procesión.

Las fiestas menores son el 20 de enero en honor a San Fabián y a San Sebastián. Igual que en las anteriores tienen lugar diversos actos como son: las comidas populares, orquestas, ronda por las bodegas, etc.

El 5 de febrero por Santa Águeda y el 15 de mayo por San Isidro también son días de celebración. En estos días generalmente se realizan comidas populares.